Psicoaromaterapia evolutiva para el alma

iu

“Cuando olemos el perfume de una flor, estamos oliendo su mensaje”
~ Stefano Mancuso

Vivimos en una cultura alejada de la naturaleza, lo que ha provocado una desconexión de los procesos vitales de transformación y cambio que forman parte natural de la evolución  de la persona. Este alejamiento de la naturaleza, enferma nuestro cuerpo, y a un nivel mucho más profundo, nuestra alma. Necesitamos renovar nuestro vínculo con el corazón verde de las plantas, pues a nosotros, como a ellas, nos nutre esta tierra fértil y abundante, así como la luz del sol y las estrellas. Renovar nuestro vínculo con la naturaleza es reconciliarnos con los procesos de cambio y transformación y los ciclos de la vida que van y vienen. Ellas nos necesitan a nosotros, y nosotros a ellas. A través de la psicoaromaterapia evolutiva, podemos recuperar nuestra conexión con la naturaleza y con la Fuente de la vida.

Los aceites esenciales contienen toda la “chicha” de las plantas, su cuerpo y su sangre, que ellas generosamente ofrecen para renovar su vínculo con nosotros y mostrarn11060884_716599051794745_3824010396717094257_nos los caminos más directos para recuperar nuestro sentido de pertenencia y nuestra conexión con la fuente. En este sentido, los aceites esenciales funcionan como llaves maestras que abren lugares de nuestro inconsciente donde todavía guardamos experiencias vitales no integradas o no reconocidas.

Como llaves del inconsciente, los aceites esenciales pueden hacernos conectar con aquellos lugares de nuestro psiquismo donde hay dolor, frustración, miedo, abandono, rechazo, culpa, desolación… y simultáneamente, como mensajeras de la luz y de la vida, mostrarnos con su medicina el camino de retorno para integrar estas experiencias o emociones y transformarlas en comprensión y sabiduría. Estas llaves, los aceites esenciales, también pueden abrir y liberar con maestría los lugares  de la psique donde la dicha y el gozo inefable han sido reprimidos y ocultados para protegerlos del abuso, o de la manipulación. Ellas nos enseñan a habitarlos sin represión y sin miedo. En palabras del aromatólogo Enrique Sanz Bascuñana“los aceites esenciales, contienen códigos y claves de información y energéticos que nos permiten resolver desequilibrios emocionales que nos alejan de nuestro Propósito en la vida.”

Y cada aceite (y pojarapequer tanto el espíritu o alma de la planta) tiene una forma única y especial de expresarse, que sutilmente atraviesa las barreras de nuestra mente para transformar ese aspecto concreto que el alma necesita integrar para sentirse más completa y unificada. Así, una planta que crece en la montaña y a la sombra, transmite un mensaje distinto a otra que necesita mucha luz del sol y humedad para crecer. El aceite de una planta que posea una raíz larga y profunda, tiene un mensaje distinto al aceite de una flor de clima cálido y seco. Así pues, el medio y las condiciones  en las que ha crecido la planta, le han enseñado a sobrevivir con unas cualidades únicas que se convierten en su medicina.

En una sesión de acompañamiento y psicoaromaterapia, se crea un espacio sagrado y mágico donde las plantas son invitadas como poderosas aliadas para guiar a la persona a encontrar el equilibrio emocional y recuperar el propio poder interior. Y esto, sucede cuando a través de la empatía, la intuición y la escucha, nos abrimos a su sabiduría y permitimos que ellas (mensajeras de la naturaleza, de la tierra, del sol, de las estrellas) amorosamente nos enseñen, nos guíen y sean nuestras maestras.
En este trabajo luyen y se mueven distintos aspectos: limpieza y purificación, reconocimiento de aspectos ocultos en la sombra, liberación, sanación, integración, conexión. Sentir.

Healthy Herbs

Una de las formas más sencillas y agradables que tenemos de conectarnos intuitivamente con los aceites esenciales (y por tanto el espíritu de las plantas), es la afinidad aromática. Cuando una planta nos resulta agradable, claramente está potenciando las cualidades que necesitamos fortalecer para abrirnos camino a través de la noche oscura del alma que una situación dolorosa o traumática nos provoca. Por el contrario, cuando un aceite nos ocasiona rechazo o una sensación desagradable, nos estará llamando la atención acerca de un bloqueo, de un muro que hemos construido alrededor de algo demasiado doloroso para ser acogido y aceptado. De esta forma, la planta también nos está ayudando, pues nos muestra como puede ayudarnos su medicina a trabajar un aspecto de nosotros mismos para nuestra transformación y equilibrio.

Los aceites esenciales funcionan a varios niveles, siempre trabajando con el inconsciente de la persona, pero con una fuerza tremenda y una enorme capacidad de conectarnos con aquellos aspectos de nuestra psique que necesitan ser reconocidos, acogidos, amados y así integrados.

La aromaterapia evolutiva tiene mucho que ofrecernos a todos. El corazón verde de la Tierra emana cualidades esenciales a través de sus aromas, que sutilmente transforman y renuevan la vida.  Las plantas conocen el lenguaje del alma. Nosotros también. Las plantas son amor. Nosotros también. Aunque creamos que lo hemos olvidado, nuestra sensibilidad y nuestros sentidos pueden conectarnos de nuevo con esa sabiduría antigua en la que somos uno con la naturaleza y todos los reinos que la habitan.

realidad-chamnica
Acompañamiento y psicoaromaterapia evolutiva para la transformación. Reconciliación con la sombra e integración.
Previa cita:[email protected]

  • Artículo sobre los tratamientos de Liberación de Pericardio y el uso de Aceites Esenciales haciendo click aquí.
  • Más información sobre el trabajo de Acompañamiento evolutivo haciendo click aquí
  •  Artículo de sobre Aromaterapia Sagrada (del libro “Aromaterapia Sagrada” de Enrique Sanz) haciendo click aquí

“- ¿Sabes por qué los árboles huelen como huelen?, preguntó Murphy.
– ¿Por la salvia?, Logan trataba de adivinar, ¿la clorofila?
– Estrellas. Los árboles respiran la luz de las estrellas año tras año, y esta va profunda hasta sus huesos. Así que cuando tú cortas un árbol, estás oliendo cientos de años de luz acumulada. La luz estelar antigua que tomó millones de años en llegar hasta la Tierra. Esta es la razón por la que los árboles huelen tan bonito y antiguo.”

Frances O´Roark Dowell
“Where I´d like to be”

10854366_691328037655180_8604062331858697831_o