Experiencias compartidas

lince

Cecilia Güeto Jurado (acerca del retiro “Las Huellas del venado”)
“VERDADERAMENTE MÁGICO….Yo hice el del año pasado, y mi transformación e intención se ha manifestado de forma MÁGICA. Muy reconmendable.”

Laetitita Goffard, Profesora de yoga y terapeuta
“Mi corazón decidió “cerrarse” hace algunos años. Pero un día, llego en mi camino unas manos mágicas.Esas manos maravillosas empezaron a fluir sobre mi cuerpo, a liberar traumas, las palabras de amor llegaron hacia cada una de mis células, de mis órganos, de mi pericardio. Sentí una sonrisa , y era yo que sonreía. Salí sintiendo fuerza, paz y alegría. Gracias por esa gran aventura.”

Lourdes Romero
“Hola, soy Lourdes,  y bueno llegue a vos, Noraya,  por web, buscando sanar”…en fin en mi primera visita salí sorprendente inquieta y con ganas de seguir, pues me has despertado muchas cosas dentro de  mi ser. La siguiente visita, tras liberación del pericardio,  pude percibir una sensación de bienestar y liberación. ..tras las conversaciones que intercambiamos pude ver como gracias a mi pequeño grano de arena, cambio de actitud, todo mi entorno ha cambiado para conmigo para mi sorpresa , pero no para Noraya, quien me aseguró que pasaría. Mi verdad, su verdad, eso esta cambiando mi vida poco a poco…gracias Noraya por tu atención,  tus consejos, tu tratamientos!!!”

Tata Don Alejandro Cirilo Oxlaj, Anciano Mayor de los pueblos indígenas de Guatemala:
“Nos encontramos con ella el mes de mayo de 2015.

Noraya Kalam nació el 3 de Octubre de 1975 en el mes Chen, su signo de nacimiento maya o nawal es 8 KEME, su capacidad mental y médico espiritual son grandemente fuertes.
Mis sinceros agradecimientos por la atención que me dio en Francia, un masaje espiritual, que fue el tratamiento del pericardio, que me ayudó a sanar mi enfermedad que me estaba agotando.
Mil gracias hermana Noraya, no tengo como pagarle, lo que me queda es felicitarla por el tratamiento y por el gran talento que el creador le ha dado y la historia de su vida que está escrita en las páginas de oro del tiempo.
Extiende la presente certificación de agradecimiento hoy el 7 KIEJ del calendario maya, el Anciano Mayor de los pueblos indígenas de Guatemala,
Ajqij Maya Alejandro Cirilo Pérez Oxlaj. “

Tania Ruzs, Canalizadora de Sonido sagrado y cantante
“Mi experiencia con la liberación de pericardio de Noraya Kalan: Un trabajo profundo que me permitió escuchar a mi cuerpo y liberar emociones estancadas en mí. Gracias a él, sentí como podía dejar atrás viejos patrones que me imposibilitaban avanzar hacia mi futuro deseado. Sin duda liberar no solo mi corazón si no también cada órgano de mi cuerpo de emociones residuales no digeridas. Sentí el abrigo del universo y de mis guías en el proceso y la limpieza de mis puntos energéticos y mi campo aúrico, preparándome para un nuevo inico, un bautismo hacia mi misma. Gracias Noraya por tu ayuda y por ser una herramienta para conectar con nuestra divinidad.”

Beatriz Pinto , Coach TransPersonal, Máster en TDAH
Profesora de Mindfulness

Acudí al Retiro del Venado sin expectativa alguna, cuando leí la convocatoria de Noraya, resonó conmigo, no sabía lo que iba a suceder pero quería estar allí.
Sabia decisión, trabajar con Noraya es un placer, compartir con el resto del grupo, un lujo.
Me traje reafirmación del viaje que experimenté en ese fin de semana, reafirmación el quién Soy, en mi Misión, en mi Pasión y mi Trabajo que, por fortuna son la misma cosa.
Después de este Retiro, estoy retomando mi Camino, el original, el que perdí para poderme encontrar. Por todo ello, gracias Noraya, ojalá sigas compartiendo tu sabiduría en otras muchas ocasiones.
Bendita seas.
Un beso.

Elvi Mondón, Terapeuta Gestalt Transpersonal:
“Dos semanas después del retiro creo haber aterrizado.
He estado inmersa en un viaje muy emocionante, que me ha llevado a la encrucijada de mi vida.
Ha sido como la culminación de un proceso interno en el cual estoy muy involucrada y comprometida  desde hace unos cuantos años, después de este retiro siento que  recojo el fruto de una siembra tenaz.
Gracias Noraya por tu presencia, tu actitud, tu trabajo y tu cariño. Todo ello ha contribuido en mi experiencia.
Me he sentido acompañada y eso me ha permitido confiar y poder entregarme. 
Me siento profundamente agradecida y feliz
Muy dificil poder explicar en palabras lo que se ha producido en mi interior.
Ha sido un gran regalo para mi, como haber encontrado la pieza clave en el rompecabezas de mi vida.
A partir de aqui empieza una nueva etapa en mi Vida.
Han sido unas semanas de mucho dolor y a la vez de un profundo sentimiento de Amor y agradecimiento. Un dolor dulce.
Ahora estoy empezando a sentir la  libertad, la  ligereza y sobretodo la gran  ilusión de construir , de expresar finalmente desde la aceptación de lo que verdaderamente soy. 
Levanto mi mirada al cielo y siento como mi pecho y mi respiración se expanden y mi mirada se ilumina.

Gracias, gracias, gracias. 
A todo.
” Gracias a la vida que me ha dado tanto”…..

Beatriz-Beti Pindado, Burlesque Performer
“La primera vez que asistí a un círculo de mujeres de luna fue con Noraya. Desde esa primera vez sentí que palpitaba muy fuerte el empoderamiento de la mujer que llevo dentro que es salvaje, chamana, bruja, hada, sexual, compasiva, loca, mística y transcendental. Me ayudó a conectar con el poder de lo femenino en una etapa en la que realmente lo necesitaba. Retomé mi camino de autoexploración, de autosanación gracias a la comunicación con el resto de las otras mujeres maravillosas que por cierto no conocía de antes pero que nos servíamos de espejo y cuya comunicación en círculo ayudaba a sanar, a fluir, a empoderarnos. Compasión, escucha, ritual, ritmos chamánicos, cantos sagrados, risas, lágrimas…celebración del maravilloso viaje de ser mujer, de la diosa, conectarnos con la tierra y con los seres celestiales…todo es posible en un círculo guiado por Noraya. Destacaría también el trabajo con la hermana sombra, con Inana, abrazarla y bendecirla… todo ello en amor perfecto y confianza perfecta xxx”

Celia Domene, Artista (bailaora y cantante)

El círculo de mujeres con Noraya fue para mí un espacio de confianza en el que reconecté con la mujer que soy, redescubrí la magia olvidada cuando era niña, la magia de imaginar, de trazar dibujos invisibles, crear mundos, volví a creer en el poder del amor y de la confianza en el cambio, aprendí a dar espacio a nuestro poder transformador y reconocer mi sabiduría interna… y sobre todo, a sentirme la parte de todas las cosas q soy y somos. Un regalo de la vida que guardo y practico en mi dia a dia. Gracias 🙏🏼❤

Edu Vaquero, Terapeuta de sonido, Co-director UNO Festival
“Ha sido realmente mágico entregarme a la sabiduría de Noraya y su trabajo de Liberación del Pericardio. Desde el primer momento sentí como la energía interior de mi cuerpo iba subiendo hasta alcanzar los niveles de la piel, mis manos ardían pinchaban se relajaban, se me estremecía el cuerpo, piel de gallina, tensión y liberación constante y mágica. Sentí como las manos de esta Chamana entraban en mi cuerpo, sentí como se comunicaba con mis órganos, con mis huesos, mis venas y como ellos respondían. Sentí que mi espíritu estaba siendo sanado por una madre que sabe como tocar a su hijo. Sentí como todo su cuerpo trabajaba para sanar mi energía vital. Sentí alegría, consuelo, liberación. Sentí Amor. Ha sido realmente mágico entregarme al poder de una mujer que camina por los senderos del poder Chamánico con los ojos abiertos y las manos dispuestas. Fue maravilloso transitar recuerdos dolorosos a nivel celular y ver como se desvanecían para transformarse en luz. Al final nos fundimos en abrazos en carcajadas en besos. Gracias Vida por poner a Noraya Mujer Chamana en mi camino.”

Elena Almagro, Fotógrafa
“Una experiencia preciosa. Mucha luz. Un trabajo muy especial. Muy sensorial. Los sonidos, los olores… Me senti bendecida, acompañada, guiada. Conexión conmigo. Se movieron emociones. Los días posteriores fueron muy bonitos, especiales, silenciosos y en paz.”

Amalia Barrigas, Comunicadora entre especies, sanadora, escritora
“¿Sabes cuando conoces algo que funciona pero que… a la par porta esa sencillez de lo sagrado, y que es, precisamente por eso por lo que funciona? Pues es lo que me ocurre a mí con ésta terapia (Liberación del Pericardio).
A ver, os voy a ser sincera, al día siguiente me encuentro hecha un cristo con agujetas en todos los sitios y preguntándome qué clase de paliza me he ido dando en mi vida, como para que al llegar el momento de autoreconocer lo que forma parte de mí, me duela tanto darle valor. Pero, ésta es solo mi experiencia que supongo puede diferir muchísimo de las demás. No os lo escribo para convenceros, eso me da igual, yo no gano dinero con esto y la persona que lo hace, en su más profundo interior lo hace por algo mucho más sagrado… os lo escribo porque muchos lo necesitáis, seáis más o menos conscientes, pero si se cruza una herramienta maravillosa en vuestro camino ¡aprovechad la oportunidad!.

Llegas, te tumbas y cuando te levantas parece que has venido de otra parte. Después sales, agradeces y te marchas pensando que podrás seguir con tu vida como de forma “habitual” pero… pero no, porque te equivocas de lleno. Un día cocinando te pones a sentir cosas que no habías sentido antes y un día hablando te das cuenta de esas cosas que aún te quedan por colocar. Ves el cielo de otra forma, llamas a las cosas por su nombre, tu corazón se transforma… bueno más bien te transforma, agradeces y mágicamente empiezas a saber comunicarte mejor. Te llega un subidón para tener el valor o la fortaleza de tomar decisiones que hasta antes no habías tomado y levantas la alfombra bajo la cual habías enterrado cosas que pensabas que no iban a volver a salir… pero ya no las miras con una cara de entre terror y ganas de huir, las miras compasivas. Te sientas, meditas, te agradeces, te sonríes y te das cuenta, después de esto, te das cuenta que el universo siempre está a tu favor. Todo en ti se revoluciona… y aunque aún hay cosas que escapan a tu comprensión, indiscutiblemente ya no van a poder escapar a tu sentir. Y así es como me ayuda a mi.”

 

Gabriela Hernandez, Coach en Maternidad y Alimentación consciente
“Me uní al círculo de mujeres que llevaba Noraya para probar, aunque ya había hecho algunos talleres de mujeres y feminidad nunca había sido parte de un círculo y me apetecia mucho. Al poco tiempo de participar en los encuentros de mujeres (que me encantaban) me enteré que estaba embarazada (no planeado). Esto me revolucionó y revolvió en todos los niveles y no sabía si quería lleva a delante el embarazo. Pedí ayuda y guía. Y recuerdo claramente como está guía llegó en un noche de círculo. Estábamos en un momento de silencio, escuchando una canción y trás haber hecho una meditación y de repente supe. Saqué una carta de las Diosas y era la carta de la metamorfosis y supe en mi corazón que quería ser madre.

Para mi los círculos de mujeres son espacios para encontrarte contigo misma, para conectar con tu feminidad, para sentir el apoyo de un grupo de mujeres y también un lugar donde suelen surgir algunos conflictos (como suele pasar entre mujeres) pero donde hay un compromiso de mirarse cada una y conectar con nuestra sombra.”

“También tuve la suerte de que Noraya me hiciera un ritual de “Rito de paso a la Maternidad” y recuerdo como muchos de los miedos que tenía a ser madre se suavizaron tras el rito. Ese día o tiempo después recibí como regalo de Noraya un amuleto con un diente de tigre y aunqu en ese momento me parecio raro, el día del parto cuando llevaba infinitas horas de parto y mis fuerzas decaian, recordé el amuleto. Desnuda, sudando y agotada lo cogí y lo colgé en mi cuello. En las próximas contracciónes lo cogía con una mano y gritaba ahora como con la fuerza de un tigre. No suelo “creer” mucho en estas cosas, no por que no crea que son ciertas si no porque no tengo mucho contacto con la magia y los amuletos. Pero estoy totalmente segura que en el parto llevaba la fuerza de otras mujeres, de animales y el círculo de mujeres y los rituales me habían ayudado para conectar con la parte más salvaje de mi.

Tiempo después del parto Noraya y Ruth me hicieron el rito de cierre de parto. Un rito muy simple pero que considero importantísimo para toda madre. Un rito que ayuda a sentirte sostenida, a sentir que tu cuerpo que se abrió y posiblemente se desgarró para que saliera la vida, ahora se cierra. Recuerdo haber estado tumbada y abrí los ojos un poco y vi a Ruth y Noraya en la oscuridad, pero no eran ellas… sentí como si esto lo hubiera vivido ya, en otra vida.
Recientemente tuve la suerte de hacer un rito de cierre a una amiga junto con su doula y recordé mi rito de cierre. ¡Qué importante es darse la oportunidad de celebrar momentos clave con ritos sagrados! Pequeños momentos de conexion con lo sabio, lo antiguo, lo femenino…momentitos sagrados en nuestra vida.”