Menarquía. primera sangre

Brindamos este ritual para dar la bienvenida a la mujer fértil y dadora de vida. En él, la joven que acaba de empezar a mentruar, toma su lugar en la comunidad de mujeres. Cruza un nuevo umbral consciente de su nueva responsabilidad como mujer que puede generar y cuidar la vida.

Este ritual marca la transición de la infancia a la edad adulta, y en él, se reconoce la nueva etapa en que el cuerpo de la joven empieza a ser fértil y ella está preparada para ser madre. En él, se trata de concienciar a la joven del respeto a su cuerpo y a su sexualidad sagrada, así como de empoderarla para que atraviese este umbral con seguridad y confianza.

Asistentes a esta ceremonia: La joven que acaba de empezar a menstruar, su madre y las amigas y familiares a quien quieran invitar (este ritual es sólo para mujeres)