El venado femenino: El Espíritu de la Madre de Navidad (mamá Noel)

navidad

En la antigua religión la Naturaleza (en la que lo divino se percibe a menudo como femenino) era la hembra astada del reno quien reinó con supremacía como la gran diosa del solsticio de invierno. Fue cuando las tradiciones paganas del invierno nos “cristianizados”, que nació el hombre de la barba blanca, es decir “Papá Noel”.

navidad2

Hoy le acompaña el corcel Rudolph y su carro de renos volando a través de nuestros cielos míticos y hemos olvidado el poder de la Madre Venado, la hembra astada del reno. Más fuerte y más grande que el macho, es ella quien lleva y lidera los rebaños.

navidad3

Y es su amada imagen la que adorna las tarjetas de Navidad y los adornos de Yule con los que estamos tan familiarizados con la actualidad. Porque, a diferencia del macho que suelta sus astas en invierno, es la Madre Venado quien lleva en sus cuernos el sol dador de vida de forma segura a través de noche más oscura y más larga del invierno.

navidad4

A lo largo de todo el hemisferio norte, desde el Neolítico, desde las Islas Británicas, Escandinavia, Rusia, Siberia, el puente terrestre del Estrecho de Bering y las en las Américas, la hembra del reno ha sido venerada como la ‘madre que da la vida’. Ella era la facilitadora  de la fertilidad, el ánima de los lugares salvajes, bosques y montañas, el corcel de otro mundo de las hadas y los seres mágicos. Sus cuernos adornaban altares y las cabezas de las sacerdotisas chamánicas y su imagen fue grabada en piedras verticales, tejida en tela de ceremonial y en ropajes, fundida en joyería y pintado en los tambores chamánicos.

navidad5

Rara vez representado corriendo por la tierra, el reno fue visto saltando o volando por el aire con el cuello extendido y las piernas en movimiento. A menudo llevando el cosmos, el sol, la luna y las estrellas en sus cuernos, sus astas fueron el árbol de la vida, que representa a los mundos inferior, medio y superior.

navidad6

La Madre Venado también se ha visualizado como una mujer/diosa sentada, llevando un tocado de astas en el que se teje el árbol de la vida y el pájaro (emblemático del vuelo chamánico). Este trío de símbolos se repite a menudo en la imaginería del solsticio de invierno y el arte popular de la Navidad, y todavía sigue con nosotros – aunque claramente nos hemos olvidado de su significado original.

navidad7

En las leyendas de Siberia a los renos emprendían el vuelo cada invierno después de ingerir la alucinógena Amanita Muscaria, la arquetípica seta roja con manchas blancas. Los chamanes se unirían a ellos en una búsqueda de visión, tomando setas ellos también, y a continuación, subiendo por el árbol de la vida tomarían el vuelo hacia otros reinos como un pájaro. Hay teorías que el traje de Santa Claus deriva de chamanes en las regiones árticas que se visten con trajes de color rojo con manchas blancas, recoger las setas y luego las entregan a través de las chimeneas como regalos en el solsticio de invierno. Hablan de una noche salvaje.

navidad11

En Siberia, las mujeres chamanas vestían trajes rojos y blancos con adornos de piel, tocados con cuernos (¡o tocado en punta tipo sombreros de fieltro rojo!) Y practicaban la tradición del vuelo chamánico. Es a partir de sus celebraciones del solsticio de invierno que hemos heredado las historias de renos voladores que toman el cielo en la noche más larga del año.

fireelen

Así que este solsticio recuerda mirar hacia fuera de tu hogar cálido y acogedor en el frío de la víspera de la noche más larga. Y en esta noche sagrada cuando renace el sol, busca a la Madre de la Navidad esperando silenciosamente como un ciervo en el templo de la naturaleza, llevando un pájaro en sus cuernos.

navidad10

(Traducido por Noraya Kalam del texto original en inglés:
http://gathervictoria.com/2014/12/04/doe-a-deer-a-female-deer-the-spirit-of-mother-christmas/)