Existe en el mundo una revolución silenciosa, que cada vez va tomando más fuerza y fundamento. Siento que las mujeres y los hombres dispuestos a conectar y sanar el alma del mundo, somos motor indispensable de este cambio.

La revolución de las madres, de los niños, de la Tierra, la revolución del dinero, de la alegría, de la conciencia. El retorno de lo Sagrado en todas sus formas, el tiempo del Taripay Pacha  (“la época donde nos reencontraremos con nosotros mismos”) según las profecías incas, del que tanto hemos oído hablar, está aquí. Está ocurriendo, en este momento.
Nuestra revolución está en marcha y el Camino del Agua está tomando poder, adaptable, sinuoso, silencioso, pacífico y optimista.
Del Sol nos llegan nuevas frecuencias de luz. Estas frecuencias que emite hacia la Tierra son cada vez más elevadas. Nosotros estamos despertando y despertando nuevas habilidades, estamos mutando, y a veces el cambio puede ser duro y desconcertante. Percibimos claramente que algo nuevo viene y que lo viejo no nos sirve, y puede ser difícil reconocer los nuevos caminos que se abren y tener el coraje de seguirlos. Nos estamos transformando, nos estamos actualizando. ¡Alegría!
LO QUE VIENE ES EL AMOR.

“Los nuevos Guardianes de la Tierra, vendrán de occidente y, aquellos que han causado un mayor impacto en la Madre Tierra, ahora tienen la responsabilidad de rehacer la relación con Ella, después de rehacerse a sí mismos”.

“Sigue tus propias huellas. Aprende de los ríos, árboles y rocas. Honra al Cristo, el Buddha, a tus hermanos y hermanas. Honra a la Madre Tierra y al Gran Espíritu. Hónrate a ti mismo y a toda la creación.” “Mira con los ojos de tu alma y comprométete a lo esencial”
Indios Qeros

11892202_10153544787379837_2386809963863454314_n